Los Centros Comerciales se han convertido en lugar de robos y hurtos, no sólo en los propios comercios, sino también para los clientes.
Cada vez son más frecuentes las denuncias por robos en el parking de estas grandes superficies y en nuestras propias pertenencias y compras.
Sin embargo, prestando un poco de atención a nuestro alrededor y siguiendo algunos consejos podemos evitar ser victimas de un robo mientras estamos de compras.

El 90% de la seguridad en cualquier actividad que realicemos, incluidas unas inocentes compras, esta en la prevención.

Evita que te roben mientras vas de compras: Consejos útiles

evitar robos en centro comercial

  • No pierdas de vista nunca tus pertenencias, bolsas o compras que hayas realizado. Vigílalo continuamente y no las sueltes en el suelo.
    Si necesitas ayuda para entrar en un probador, solicitasela a los dependientes de dicho establecimiento.
  • Desconfía de la ayuda “desinteresada” que te pueda ofrecer otro usuario.
  • Si llevas dinero en efectivo para realizar las compras, a la hora de pagar saca solo lo que necesites y no todo el montante, es mejor no dar pistas de la cantidad que manejamos.
  • También es muy recomendable llevar una parte del dinero en un lugar distinto al habitual, así si sufrimos un robo por distracción o somos victimas de un carterista, no perderemos todo el dinero.
  • No dejes nunca paquetes visibles dentro del vehículo, guárdalos en el maletero. Comprueba que no hay nadie observando mientras guardas tus pertenencias en el coche.
  • Estaciona el coche en el aparcamiento siempre en un lugar bien iluminado, si esta bastante transitado mejor y ten las llaves a mano al acercarse al vehículo.
  • Si crees que alguien te vigila, puedes hacer unas sencillas comprobaciones: Entra en varios establecimientos concurridos al azar, y comprueba si sigue el mismo itinerario o cuantas veces coincides con esa persona. Al estar entrando al azar en distintos comercios, es difícil coincidir en repetidas ocasiones con la misma persona y por tanto su comportamiento debe resultarnos sospechoso.  Si la persona se queda esperando fuera es posible que te haya seleccionado como víctima, busca personal de seguridad y comunícalo inmediatamente. El mero hecho de verte hablando con la seguridad del Centro, le disuadirá de escogerte como víctima.
  • Las personas que cometen este tipo de delitos en Centros Comerciales están totalmente integradas con el entorno, es decir, su aspecto es normal, llevan bolsas como si hubieran realizado  alguna compra y suelen ir en pareja o grupo.

 

 

Medidas de seguridad en establecimientos comerciales

En un principio, es mucho más atractivo para los ladrones, robar en el propio establecimiento que a los clientes, dada la gran cantidad de genero del que disponen.
El gran número de perdidas por robo que sufren los comercios, incluidos aquellos que se concentran en grandes superficies o centros comerciales, ha empujado a estos a incrementar notablemente las medidas de seguridad para evitar este constante saqueo, lo que a su vez ha empujado a los ladrones a buscar víctimas menos preparadas para evitar el robo, como son los propios clientes de dichos establecimientos.

Y es que España es el tercer país de la Unión Europea en hurtos en tiendas, y el sexto del mundo:

En España, los comerciantes pierden 2.487 millones de euros como consecuencia de ‘pérdidas desconocidas’, es decir, que contiene factores como perdidas administrativas, fraude de proveedores, robo de empleados y hurtos externos.
Esta cifra equivale en porcentaje a cerca del 1,33% de sus ventas, según el Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2014-2015, elaborado por The Smart Cube y el analista Ernie Deyle con el apoyo de Checkpoint Systems.

 

 

Vigilantes de seguridad, arcos de seguridad, circuitos de televisión y cámaras, todo para hacer más complicado el robo.
Sin embargo, coger la bolsa que contiene lo que un cliente ya ha comprado es tan fácil como robarle un caramelo a un niño.
Los clientes estamos distraídos, pendientes de escoger la talla, la marca o el color adecuados, y no reparamos en si nos siguen, si nos ven sacar o guardar dinero, o soltamos momentáneamente nuestras cosas.

Así que aunque ir de compras es una actividad lúdica, no debemos olvidar que mientras nosotros nos relajamos otros están muy pendientes de nuestros movimientos, sin entrar en la exageraciones, si debemos mantener una actitud vigilante que nos descarte como víctimas fáciles y evita que te roben mientras vas de compras.

 


Si tienes un comercio y quieres incrementar las medidas de seguridad para evitar robos, consúltanos.

Atocha,117 28012 Madrid, España

91 429 18 82

info@fichetmadrid.es