El movimiento ocupa tiene muchas interpretaciones y actitudes.
Están aquellos que promueven la ocupación de edificios públicos con un objetivo cultural buscando beneficiar a los vecinos del barrio.

Otros tipo de okupas son aquellos se encuentran entre la difícil situación de ocupar por pura necesidad, al estar ante la dura disyuntiva de dar a su familia un techo o quedarse directamente en la calle, por falta de recursos y de soluciones rápidas por parte de las administraciones para proporcionar un alquiler social o una vivienda protegida.

Y por último están los más controvertidos y peligrosas conductas dentro del movimiento Okupa, aunque flaco favor le hace a dicho movimiento y realmente poco tiene que ver con ellos.
Se trata de las mafias que se dedican a localizar inmuebles para su posterior re-alquiler ilegal. Estás mafias traen consigo inseguridad, imponen sus reglas y la ley del miedo, haciendo la convivencia con los vecinos imposible.

Muchos de nuestros clientes nos consultan acerca de la posibilidad de instalar dispositivos que los disuadan de ocupar la vivienda a estos más que okupas, delincuentes.
Porque cuando los okupas están dentro de la vivienda, para el propietario comienza un calvario legal hasta poder expulsarlos, por tanto, el primer paso es impedir que entren.

Espejo Público (reportaje): OKUPAS

Existen, por ejemplo, empresas que ofrecen “puertas anti-okupas” que se instalan sobre el marco de la puerta principal de la vivienda, sin alterar ni dañar la puerta original.

Sin embargo, ¿por qué tener dos puertas?

Los okupas tienen un método concreto:

  • Atacan la puerta a través del bombillo, reponiendo este de forma fácil y económica por cualquier bombillo que podemos encontrar en una ferretería.
  • Quieren entrar sin muchas complicaciones, con los mínimos desperfectos y pudiendo reponer el bombillo de forma rápida y sencilla para permanecer en la vivienda de forma segura.

Con una puerta Fichet, una cerradura Fichet o un bombillo Fichet esta metodología okupa no funciona.
Por eso a los clientes Fichet les indicamos que no es necesario añadir otros elementos a la seguridad de su puerta frente a los okupas.

Fichet no ha inventado una solución específica para evitar la ocupación de la vivienda, sino que la marca lleva años dedicada al análisis de la seguridad de los distintos elementos que componen la puerta, para evitar los ataques y aperturas violentas de esta.

 

VIDEO PRUEBAS DE RESISTENCIA: Forges 372.

Como una imagen vale más que mil palabras, esta es la prueba de que la resistencia de un bombillo o una puerta Fichet no necesita una puerta auxiliar anti-okupa.

Los bombillos Fichet no son fáciles de abrir:
Hemos tenido casos en que nuestros técnicos, especialistas en la marca y con más de 20 años de experiencia en aperturas Fichet, que han tardado horas en poder descerrajar una puerta con bombillo Fichet. Incluso los bomberos han tenido que abrir un boquete en la pared para entrar en una casa con una puerta Fichet, como nos contaba un cliente personalmente.
En definitiva, resulta mucho un difícil para un “cerrajero okupa”, lo cual no es rentable para ellos.

Y tampoco son bombillos sencillos de reponer dado su alto coste a tratarse de alta gama, o de sustituir, dado que son elementos que son sólo compatibles con otros de la propia marca. 
Es decir, no puede tener una puerta Fichet con un bombillo que no sea también Fichet.

Una puerta Fichet o un bombillo Fichet, no son las oportunidades “fáciles” que quieren este tipo de “okupas profesionalizados”.  

 

Si esta interesado en conocer que solución de seguridad se ajusta más sus necesidades y las de su vivienda, contacte con nosotros sin compromiso:

Atocha,117 28012 Madrid, España

91 429 18 82

info@fichetmadrid.es

 

Nombre (requerido)

Telefóno (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

*Aviso legal