puertas de seguridad para domicilios

¿Qué grado de seguridad tiene la puerta de tu casa?

Para definir el grado de seguridad de una puerta acorazada, se siguen los criterios de la norma UNE-EN 1627
Esta norma recoge los requisitos y clasificación para las características de resistencia a la efracción en:
Puertas peatonales, donde incluiríamos la puerta de nuestra casa, ventanas, fachadas ligeras, rejas y persianas.
La norma define la resistencia a la efracción como:

La capacidad de un producto para resistir intentos de entrada forzada utilizando la fuerza física y con la ayuda de herramientas predefinidas.

En el caso de las puertas, la clasificación  según el grado de resistencia ante los intentos de efracción se corresponden con los métodos habituales de ataque usados por los ladrones.

Grado de resistencia a la efracción en función del tipo de ladrón:

puertas acorazadas en madrid

  • El ladrón no profesional, oportunista y poco organizado, intenta entrar utilizando herramientas simples o fuerza física como patadas, embestidas con el cuerpo, elevación o arrancamiento. Sería un nivel bajo de ataque.
  • Este delincuente además intenta entrar utilizando herramientas sencillas como por ejemplo destornilladores, alicates, cuñas y pequeñas sierras manuales para atacar rejas y bisagras visibles. Aumenta por tanto la violencia para forzar la puerta.
  • Por último consideramos que intenta entrar utilizando una barra de uña, un destornillador adicional y herramientas manuales como un pequeño martillo, punzones y un taladro mecánico. No tiene claro el posible botín y por tanto asume menor riesgo.

Estos serian intentos menos agresivos.

Distinguimos por tanto entre el ladrón poco experimentado, oportunista y que comete el robo de forma casual, cuyos intentos de efracción son menos insistentes y sofisticados, de los ataques que es capaz de realizar un ladrón experimentado, preparado con herramientas destinadas a producir intentos radicales de efracción.

  • El ladrón organizado usa además un martillo pesado, hacha, cinceles y un taladro motorizado que funciona con batería.  El ladrón espera un botín razonable, no le preocupa el nivel de ruido y está dispuesto a asumir mayor riesgo.
  • El ladrón experimentado usa además herramientas eléctricas como taladros, sierras de espadín y una amoladora de angular con un disco de 125 mm de diámetro máximo.
  • El ladrón radicaliza el ataque usando herramientas del tipo: piqueta, potentes herramientas eléctricas como taladros y sierras de espadín, y una amoladora de angular con un disco de 230 mm de diámetro máximo.
    Busca un buen botín, está bien organizado, asume un mayor riesgo y no se detiene en su insistencia por entrar. 

6 grados de resistencia:

puertas acorazadas madrid

En función de la anterior clasificación, los grados de resistencia 1, 2 y 3 están destinadas a oponerse a los intentos de ataque del ladrón ocasional o no profesional. Este ladrón ya hemos visto que asume pocos riesgos.
Y ese riesgo se traduce en tiempo de exposición al ataque.

En resumidas cuentas un ladrón no profesional no dedicará demasiado tiempo a intentar entrar, mientras que un delincuente organizado que asume mayores riesgos en aras de un mejor botín e insistirá más tiempo.

Así pues los niveles más altos de resistencia a la efracción son 4, 5 y 6, que normalmente llevan a abortar el ataque.

Conozca más sobre el procedimiento para el ensayo y clasificación según la norma UNE-EN 1627:

El producto, en nuestro caso la puerta de seguridad, debe someterse a ensayo en un laboratorio acreditado por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación)

Para que una puerta tenga un determinado grado de resistencia según esta norma, debe cumplir con el resto de las mismas, que especifican los métodos de ensayos a los que debe ser sometida.

Grados de seguridad en puertas

Identifique que grado de seguridad le conviene.

En el caso concreto de puertas acorazadas debe cumplir también con las normas UNE EN 1628, UNE EN 1629 y UNE EN 1630.

  • UNE-EN 1628: Método de ensayo para medir la resistencia de la puerta a la carga estática. El método de ensayo consiste en aplicar cargas mediante martillo hidráulico en diferentes puntos del producto (principalmente puntos de cierre) y medir la deformación que sufre.
  • UNE-EN 1629: Método de ensayo para medir la resistencia a la carga dinámica de la puerta. Simulando un ataque violento, de cargas con el cuerpo o patadas.
  • UNE-EN 1630: Método de ensayo para medir la resistencia a ataques de efracción manual del producto. El método consiste en tratar de practicar en el producto una abertura accesible contando para ello con un tiempo determinado y un grupo de herramientas predeterminado. En caso de no encontrar fallo, es decir, no se logra realizar una abertura accesible, la puerta pasa a tener la clase de resistencia que corresponda al tiempo máximo de ensayo que haya superado:

 

 Grado de resistencia Tiempo de resistencia(minutos) Tiempo máximo total de ensayo (minutos)
1
2 3 15
3 5 20
4 10 30
5 15 40
6 20 50

Fuente: Norma UNE-EN 1627./Gama de puertas de Alta Seguridad Certificadas, Gunnebo España S.A

Si desea asesoramiento para escoger el grado de seguridad que más le convenga:

Solicite información sin compromiso.

Consulte nuestras ofertas actuales:
 
Puerta acorazada Palieris G 371  ( Grado de resistencia 3)
 
Puerta acorazada Forges G 372  ( Grado de resistencia 4)

También puede interesarle:
Puertas certificadas grado V

Puertas grado V obligatorias para comercios

No hay comentarios

Disculpa, esta entrada no admite más comentarios.

SERV.TÉCNICO 24H

91 429 18 82