Vicios Ocultos

La compra de viviendas de segunda mano permite a los compradores obtener precios más asequibles y la oportunidad de adaptar la vivienda a las necesidades y gustos de los nuevos propietarios. Antes de que te invada la ilusión por la compra del nuevo hogar, hay que tener en cuenta los conocidos vicios ocultos.

Los vicios ocultos en una vivienda se convierten en un problema de gran magnitud si no son detectados a tiempo.

Además de interesarnos por la iluminación de la vivienda o los metros útiles de esta, también es muy importante prestar gran parte de nuestra atención a conocer el estado de conservación del domicilio y a detectar cualquier posible desperfecto.

Cabe destacar que no sólo los vicios ocultos pueden aparecer en viviendas de segunda mano, sino también en residenciales nuevos.

Qué son los vicios ocultos 

Se pueden definir como los defectos y desperfectos que tiene un domicilio -no detectados a simple vista- los cuales únicamente se perciben cuando los nuevos residentes comienzan a vivir en el inmueble.

Estos vicios ocultos demuestran que el domicilio no se encuentra en el estado que indica el vendedor antes de la compra de la vivienda.

Gracias al amparo del código civil, estos desperfectos deben ser reparados por el vendedor del inmueble, independientemente de que estos estuvieran en conocimiento de ellos.

En un plazo de seis meses después de la compra, los nuevos residentes de la vivienda han de reclamar los vicios ocultos que se encuentren en el domicilio.

5 vicios ocultos más comunes en una vivienda 

En este artículo, vamos a nombrar los 5 vicios ocultos que aparecen con mayor frecuencia en las viviendas.

Instalaciones de agua 

Es muy común encontrar defectos en la vivienda relacionados con humedades, filtraciones o goteras.

Esto se debe principalmente a la antigüedad de las tuberías o al mal estado de conservación de estas. En ocasiones, estos problemas también se deben a una ineficiente impermeabilización.

Dependiendo del origen, su reparación puede ser más compleja o sencilla. A pesar de ello, no es conveniente dejar pasar mucho tiempo una vez sea descubierto el error, ya que este puede desembocar en problemas que se agravan rápidamente.

Instalación eléctrica 

La instalación eléctrica puede ocasionarnos diferentes “dolores de cabeza”. Desde defectos en las tomas de corrientes, hasta una instalación eléctrica obsoleta o defectuosa provocada por un empleo de materiales inadecuados.

Estos vicios ocultos pueden ser solventados de una forma sencilla y económica.

Deficiente aislamiento térmico y acústico 

Si la vivienda padece problemas ocasionados por el ruido o la temperatura, lo más probable que el origen de los problemas sea provocado por un mal aislamiento de la vivienda.

Las principales causas de este mal aislamiento se deben a la falta de tratamiento de puentes térmicos e incluso, su mala colación o el empleo de unos materiales inadecuados para su función.

Cimentación de la vivienda 

Las fisuras y grietas en las paredes son vicios ocultos muy comunes en longevas edificaciones.

El paso del tiempo suele ser el principal motivo, al igual que reformas mal ejecutadas u obras en edificios cercanos.

Recientemente, diferentes viviendas de obra nueva han sido víctimas de este tipo de desperfectos, debido a que, en el momento de la construcción, la edificación no obtuvo una correcta cimentación.

Acabados de la vivienda 

Por último, cabe mencionar los errores en los acabados de los domicilios, los cuales pueden desembocar en otros vicios ocultos como son las humedades o goteras.

Nos referimos a vicios ocultos causados debido a un mal acabado en la pintura del domicilio, en suelos y en acabados interiores.

La mala calidad de los materiales o una ineficiente colocación pueden provocar desperfectos difíciles de solventar.

Cómo detectar vicios ocultos 

No es sencillo detectar los vicios ocultos de un domicilio, de ahí el origen de su término “oculto”.

Para no caer en el error de adquirir una casa con desperfectos, lo más recomendable es acudir a la vivienda con un perito antes de iniciar los trámites de compraventa del inmueble, para que este acredite el estado real de la vivienda.

También, puede ser recomendable solicitar la Inspección Técnica de Edificaciones, un documento que acredita el estado -tanto de la vivienda como del edificio- en el que se encuentra.

Este documento acredita que se cumplen todos los requisitos legales.

Otra de las formas de averiguar si la vivienda padece de vicios ocultos es preguntando directamente a los futuros vecinos. Estos pueden desvelarte cualquier anomalía que se encuentre en el edificio difícil de detectar de forma aparente.

Seguridad en el hogar 

La seguridad es una cuestión que en ocasiones futuros compradores pasan por alto.

Debido a que no es un problema de gran envergadura o difícil de solucionar, no llega a tener el calificativo de “vicio oculto”.

Disponer de una puerta acorazada en la vivienda es sinónimo de seguridad o calidad de vida.

En ocasiones, no se tiene clara la diferencia entre puerta acorazada y puerta blindada. Ambas son consideradas como puertas de seguridad, aunque las prestaciones son claramente diferentes.

Las puertas acorazadas son las que realmente proporcionan seguridad y protección al domicilio.

En caso de que la vivienda no cuente con este tipo de puerta, es recomendable acudir a profesionales del sector que ofrezcan asesoramiento personalizado para cada vivienda y recomienden los sistemas idóneos para proteger el inmueble.

Fichet Madrid es una empresa que lleva más de 30 años cubriendo las necesidades de seguridad de sus clientes.

Trabajan con el objetivo de poner en marcha soluciones de seguridad a medida, ofreciendo las mejores novedades técnicas, gracias a que cuentan con el respaldo de marcas tan reconocidas como son Fichet y Gunnebo.

Fichet Madrid ofrece asesoramiento personalizado, con la intención de encontrar el mejor sistema de seguridad para cada domicilio.

 

 

No hay comentarios

Publica un comentario

SERV.TÉCNICO 24H

91 429 18 82